Kombucha de café

La Kombucha de café tiene los mismos principios que la de té. Recomendamos hacerla con SCOBYs que tengas de más y siempre volver a iniciarla con starter que saques de tu Kombucha tradicional, porque la Kombucha de café ya pronta no es tan potente como la de té.


Estas son las cantidades para 4 litros:

  • 4 litros de agua

  • ⅓ a ½ taza de café molido (preferentemente sin azúcar)

  • 1 taza de azúcar

  • 1 taza de starter + 1 SCOBY

El primer paso es hacer el café, dejarlo infusionar por 5 a 7 minutos y filtrarlo. Hacelo con un litro de agua así no tenés que esperar que se enfríe. Te va a quedar super oscura como en la foto, pero a lo largo de los días va a irse poniendo cada vez más clara y queda casi como una Kombucha tradicional.


Una vez que tenemos el café pronto procedemos igual que con la Kombucha tradicional. Agregamos el azúcar mientras está caliente así se disuelve más fácilmente y 3 litros más de agua fría. Colocá el Scoby con el starter y tapá el frasco con la tela de algodón.


A partir del quinto día la podés empezar a probarla, el café tiende a suavizar al ácido acético así que no es tan astringente como la Kombucha de té.


Al embotellarla podés divertirte un poco y probar agregarle sabores complementarios al café como cacao, canela y/o vainilla. Se puede usar para tomar sola o para hacer una versión más saludable de tu latte preferido.


Que la disfrutes! Si haces esta prueba etiquetanos en Instagram y contanos como te quedó!



Cualquier duda que tengas sobre como hacer tu Kombucha en casa no dudes en escribirnos o dejarnos tu comentario. Ahí abajo tenés todos los links de cómo nos podés contactar. También nos podés escribir a info@benditakombucha.com

Feliz Kombucheada!

54 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo