Alojá a tus SCOBYs extras en un Hotel 5 estrellas


Con el tiempo y varios lotes de Kombucha vas a tener unos cuantos SCOBYs de más para usar de repuesto, regalar o hacer pruebas. Te contamos como armar un Hotel de SCOBYs para que siempre los tengas contentos.



Consiste en tomar un frasco de vidrio e ir poniendo los SCOBYs que no estás usando para fermentar, con un poco de Kombucha, taparlo con una tela y lo dejarlo en un lugar sin son directo pero que circule el aire, igual que a la Kombucha. Listo, así de fácil! Pero hay algunas cosas que tenemos que tomar en cuenta.

Cuando el nivel del líquido haya bajado unos centímetros, ya sea porque usastes líquido como starter o se evaporó, hay que agregarle un poco de té dulce para alimentar a los SCOBYs. Una buena idea es que una vez que estés haciendo un lote de Kombucha, hacer un poco más de té dulce y agregárselo. No hace falta llenar el frasco del hotel con té hasta arriba, pero si es importante mantener la suficiente cantidad de líquido, una buena referencia es la misma cantidad de líquido que de SCOBYs. Probablemente tengas que rellenarlo cada 2 a 3 meses si no sacas starter muy seguido porque se va evaporando.

Se va a formar un SCOBY en la superficie y cuando este tenga más de 3 cms es hora de un poco más de mantenimiento porque los SCOBYs gruesos no dejan pasar el oxígeno al resto y se pueden morir. Lo podés empujar hacia abajo y dejar que se hunda o sacarlo y separarlo en capas. También podés cortarlo con una tijera o un cuchillo, no te preocupes que no le pasa nada.



Cada 6 meses hace falta un poco más de cuidados para que el líquido que está en el hotel no se desbalancee demasiado (entre las bacterias y las levaduras) y siga sirviendo como starter. Lo que tenés que hacer es sacar todos los SCOBYs y pasarlos a un recipiente provisorio. Tapalo con un repasador para que no se le posen mosquitas. El líquido hay que colarlo para sacarle la mayor cantidad de levaduras posibles, lo mejor es usar un colador de malla fina con un liencillo, van a quedar los mechones marrones de levaduras ahí junto con algunas que no se ven. Luego hay que lavar el frasco donde estaba el hotel limpiando bien los sedimentos del fondo, que también son levaduras, volver a poner los SCOBYs aprovechando para inspeccionarlos, sacarles las levaduras grandes en forma de mechones y volver a pasar el líquido filtrado al frasco. Lo cubrimos con la tela y lo devolvemos a su lugar original para que los SCOBYs puedan seguir disfrutando de la vida en el hotel.


Lo bueno de tener un Hotel bien cuidado es que si en algún momento te sale moho en tu Kombucha o tenés algún problema, siempre tenés un SCOBY y starter de repuesto. Además podes experimentar con otros azúcares o tés y asegurarte que siempre tenés el original fermentando feliz. También es un buen método para tener SCOBYs para regalar. Recordá que si le regalás un SCOBY a alguien le tenés que dar starter para que pueda arrancar su Kombucha.



Cualquier duda que tengas sobre como hacer tu Kombucha en casa no dudes en escribirnos o dejarnos tu comentario. Ahí abajo tenés todos los links de cómo nos podés contactar. También nos podés escribir a info@benditakombucha.com


Feliz Kombucheada!




226 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo